Nuestra Lucha

La búsqueda de oro está afectando grandes zonas de la Amazonia. Qué sea de manera legal o ilegal, los mineros dañan gravemente a la selva, arrastrando el suelo y las orillas de ríos para sacar este metal precioso, usando químicos muy tóxicos o prácticas muy dañosas tanto para  el ecosistema como para nosotros los pueblos indígenas que dependemos de un ambiente sano para nuestra supervivencia física y cultural. 

Resistencia contra la minería

creacion de nuestra guardia indigena y la vigilancia constante de nuestro territorio.

Resistencia contra la minería

creacion de nuestra guardia indigena y la vigilancia constante de nuestro territorio. Leer más

Nuestra batalla judicial histórica

el juicio que ha logrado cancelar miles de hectáreas de concesiones mineras

Nuestra batalla judicial histórica

el juicio que ha logrado cancelar miles de hectáreas de concesiones mineras. Leer más

Somos dueños, necesitamos título

mapeando todo nuestro territorio para demostrar nuestra ancestralidad y conexión al territorio

Somos dueños, necesitamos título

mapeando todo nuestro territorio para demostrar nuestra ancestralidad y conexión al territorio. Leer más

Resistencia contra la minería

Ya son más de 20 años desde que observamos mineros ilegales entrando dentro de nuestro territorio ancestral en la cabecera del río Aguarico, unos de los tributarios que alimentan toda cuenca amazónica con agua limpia bajando directamente de la Cordillera de los Andes.

Estableciendo campamentos ilegales, entrando con sus dragas, motobombas, canalones y motores, los mineros han utilizado nuestra selva como si fuera una tierra abierta para sacar cualquier recurso sin consulta. 

Por décadas hemos observado sus huellas, sus desechos y sus campamentos dejados sin poder realmente frenarlos. No sabíamos quién era, de dónde venían y cuánto tiempo se quedaban en nuestro territorio mientras minaban, contaminando nuestros ríos, cazando nuestros animales y pescando nuestros peces. Sólo pudimos observar el daño que dejaban a nuestro territorio.

Nuestra batalla jurídica histórica

Durante un recorrido de nuestras guardias indígenas al inicio del mes de enero 2018, hemos observado la llegada de maquinarias grandes en la orilla del río Aguarico a las alturas del pueblo colono de Puerto Libre, cantón Gonzalo Pizarro. Sin haber sido avisado, y aún menos consultado, el gobierno ecuatoriano había otorgado unos días antes, más de 20 nuevas concesiones mineras, y estaba en trámites para otorgar 32 concesiones más, justo a la orilla de nuestro territorio, directamente sobre el río Aguarico y sus alrededores sobre una superficie de más de 32,000 ha.

Somos dueños, necesitamos título

Siempre hemos vivido aquí al piedemonte de los Andes por la orilla del río Aguarico. Nuestros ancestros vivían aquí también. Sin embargo, el gobierno ecuatoriano ha creado el Parque Nacional Cayambe-Coca en el año 1971 encima del territorio ancestral entero de Sinangoe sin consultar a nuestra comunidad o a la nacionalidad A’I Cofán. 

Durante esa época el gobierno ha creado muchos parques así sin consultar a los dueños reales del territorio. Aún si reconoce la ancestralidad de los Cofanes en nuestro territorio, el Ministerio del Ambiente se considera dueño único de esa zona y, en teoría, se encarga de la vigilancia del parque nacional en contra de las invasiones y actividades ilegales.